Movilidad ambientalmente sostenible

Movilidad saludable
Semana de la Movilidad

La movilidad está relacionada con la calidad del aire, estudios realizados desde los años noventa han facilitado la comprensión del transporte como factor activo en el medio ambiente y evidenciado la existencia de prácticas y el diseño de sistemas de transporte que impactaban negativamente en este, y a su vez, se asocia a una alta prevalencia en la frecuencia y aparición de enfermedades en animales, plantas y personas. Dado que, la exposición a altos niveles de contaminación en el aire desencadena enfermedades e infecciones respiratorias, cardiacas, cerebrales y hasta cáncer.

Movilidad segura

Según el informe “Carga de enfermedad Ambiental en Colombia”, realizado en 2018 por el Observatorio Nacional de Salud (ONS) del Instituto Nacional de Salud (INS), la exposición a aire y agua de mala calidad producen cada año 17,549 muertes en el país, es decir el 8% del total de la mortalidad anual. Por ello, es indispensable para los gobiernos diseñar políticas públicas ambientales y fortalecer de manera efectiva una agenda intersectorial.

Así mismo, acciones como, la promoción de energías renovables, la generación de combustibles, el carpooling, la densificación de las ciudades, el mejoramiento de la cobertura y calidad del transporte público, entre otras, son estrategias que permiten la mitigación de estos efectos adversos de la movilidad.

En resumen, la movilidad ambientalmente sostenible, es la interacción del tránsito, el transporte y el espacio público que impide la generación de efectos adversos sobre la baja calidad del aire, mediante de la promoción de prácticas adecuadas desde la gestión territorial y la incidencia en la política pública, que garanticen la vida de las comunidades y la calidad de vida de las misma