Movilidad ambientalmente sostenible

Movilidad segura
Semana de la Movilidad

La movilidad está relacionada con la calidad del aire, estudios realizados desde los años noventa han facilitado la comprensión del transporte como factor activo en el medio ambiente y evidenciado la existencia de prácticas y el diseño de sistemas de transporte que impactaban negativamente en este, y a su vez, se asocia a una alta prevalencia en la frecuencia y aparición de enfermedades en animales, plantas y personas. Dado que, la exposición a altos niveles de contaminación en el aire desencadena enfermedades e infecciones respiratorias, cardiacas, cerebrales y hasta cáncer.

Política Pública


En vista del impacto ambiental del material particulado que producen los vehículos, se han unido esfuerzos para que desde la política pública y las practicas ciudadanas, se impulse la movilidad sostenible y el uso de medios de transporte alternativos, para contrarrestar las emisiones contaminantes y alcanzar niveles óptimos que garanticen el bienestar y salud de las personas.

Así mismo, acciones como, la promoción de energías renovables, la generación de combustibles, el carpooling, la densificación de las ciudades, el mejoramiento de la cobertura y calidad del transporte público, entre otras, son estrategias que permiten la mitigación de estos efectos adversos de la movilidad.


Estrategia Nacional de Transporte Sostenible:


Plantea la importancia de avanzar en la transición energética de Colombia, como pilar estratégico para la transformación sostenible del sector transporte hacia la optimización del consumo energético, modernización del parque automotor y el fortalecimiento de la intermodalidad. Todo esto se traduce en la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y mitigación de contaminantes atmosféricos.

Bajo este entendido, se plantean acciones enmarcadas dentro de ejes estratégicos que buscan trazar un mapa de ruta que permita cumplir con el compromiso nacional ante el Acuerdo de París de lograr un 51 % de reducción de las emisiones de GEI del país con respecto al escenario de referencia a 2030. También pretende contribuir en la mitigación de contaminantes atmosféricos, los cuales son los directamente causantes de los episodios de mala calidad del aire que se presentan en nuestras ciudades, lo que a su vez genera afectaciones a la salud de los colombianos.

Conoce más aquí