Movilidad saludable

Movilidad saludable
Semana de la Movilidad

La movilidad saludable tiene como propósito incentivar en la ciudadanía una forma o modelo de transportarse que reduzca el uso masivo de medios motorizados, los cuales generan no solo emisiones contaminantes que afectan la salud de las personas, sino que propician el sedentarismo o minimización de actividad física, generando así la proliferación de enfermedades no contagiosas como cardiovasculares, diabetes y otras como la obesidad. Así mismo, se asocia favorablemente con la salud mental y emocional, teniendo en cuenta que una movilidad más saludable y físicamente activa mejora el estado de ánimo y reduce los niveles de estrés.

Enfermedades prevalentes


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades crónicas no transmisibles (ENT) matan a 41 millones de personas cada año, lo que equivale al 71% de las muertes que se producen en el mundo. Los niños, adultos y personas mayores son vulnerables a los factores de riesgo que contribuyen a las ENT. En consecuencia, la actividad física se ha convertido en un elemento indispensable para la gestión y creación de estrategias para la movilidad sostenible y la promoción del transporte activo como parte de un estilo de vida, que incluye desde el transporte y el espacio público la salud y bienestar de las personas que hacen parte de las comunidades. Esto insta a los gobiernos a diseñar e implementar desde un enfoque de salud y deporte, la adecuación y generación de espacios de actividad física, que se vinculen al uso cotidiano de los medios de transporte e infraestructura que permita actividades como la caminata, los patines, las bicicletas entre otros.


Estrategia Nacional de Movilidad Activa con Enfoque de Género y Diferencial:


Este documento tiene como objetivo definir un plan de acción que permita desarrollar procesos de promoción de la movilidad activa en todos los territorios del país, desde líneas de trabajo en términos de planeación, infraestructura, diseño de esquemas de gobernanza, definición de instrumentos normativos y de financiación, y estrategias de transformación cultura


La movilidad activa es entendida como la capacidad que tienen las personas para desplazarse de un lugar a otro, ya sea caminando o usando cualquier vehículo que requiera el uso de la energía de una persona para su funcionamiento. De igual manera, para las personas con algún tipo de discapacidad, incluye modos de transporte que usan algún artefacto mecánico o asistido para suplirla.


Consulta el documento aquí